TTIP: una de las cosas más importantes de la que quizás usted no haya oído hablar todavía


Republicado de noticias de abajo

Por Mary Fitzgerald, 29 de octubre de 2014

Common Dreams

Protesta contra el TTIP y el CETA en Berlín a principios de este mes de octubre (Foto: Jakob Huber / ECI Stop TTIP / flickr / cc)

Después de todo el alboroto que se está organizando en los últimos meses es posible que usted ya haya oído hablar del TTIP, acrónimo de Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión. En palabras llanas: es un gran acuerdo comercial entre la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, que podría afectar a todos los sectores de nuestra vida, desde la atención médica, a la normativa bancaria o el aire que respiramos (También hay otro acuerdo de por medio, el TPP, un tratado de Estados Unidos con varios países de Asia, de la región del Pacífico).

Los activistas, e incluso algunos políticos, están en pie de guerra sobre una cuestión muy importante que está detrás de este Tratado, que en su conjunto podría representar casi el 50% del PIB mundial. Esta importante cuestión que se está negociando en secreto: las empresas petroleras podrían demandar a los Gobiernos que traten por ejemplo de aprobar leyes en defensa del medio ambiente, o las empresas de Tabaco podrían impugnar las restricciones sobre publicidad, y las compañías privadas de salud podrían hacerse cargo de los servicios públicos de salud. Y eso por nombrar algunos pocos.

Un acuerdo que se negocia en secreto

En realidad no sabemos todo lo que puede suponer el TTIP porque las negociaciones se llevan en secreto. La propia Comisión Europea hace caso omiso de una Iniciativa Ciudadana Europea por la que los ciudadanos podrían mostrar su desacuerdo, al negarse a que se puedan enviar las quejas de los ciudadanos ( De hecho, esto podría ser un gol en su propia portería, ya que siempre hablan de que sus mecanismos son supuestamente democráticos, y ésta puede ser una oportunidad para presentar una iniciativa en el Parlamento Europeo).

Lo que sí conocemos es lo que ha ocurrido recientemente. Como dice Saskia Sassen, que lleva estudiando estas cuestiones desde hace décadas: Cuando las Corporaciones adquieren unos derechos a través de los acuerdos de libre comercio, los ciudadanos salen perjudicados, en gran parte debido al efecto boomerang negativo de la pérdida de empleos o al estancamiento de los salarios, y el simple hecho de que ciertos bienes sean más baratos no lo viene a compensar.

También sabemos que es un farsa lo que dice la Comisión Europea sobre por qué los ciudadanos europeos no pueden tener ni voz ni voto en este proceso, alegando que no tendrá ningún efecto jurídico sobre los ciudadanos. Una fuente de provisión para el UKIP (UK Independence Party), como si necesitaran más razones.

OpenDemocracy ha tildado a este Tratado de un Nafta con esteroides (Nafta: North American Free Trade Agreement, un Tratado firmado entre Estados Unidos, Canadá y México). Vea lo que dicen al respecto Frances O’Grady, jefe de la TUC, Saskia Sassen de la Universidad de Columbia y John Hilary de War on Want, junto con otras muchas personas, y participe en los debates.

Leer texto completo en: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2014/10/31/ttip-una-de-las-cosas-mas-importantes-de-la-que-quizas-usted-no-haya-oido-hablar-todavia/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s