La verdadera cara de la lana



“No existe ni un solo producto de origen animal que no oculte crueldad en su proceso.
El 90% de la lana procede de Australia y Argentina, en donde las ovejas son esquiladas con métodos muy crueles. El “mulesing” es un tipo de mutilación realizada por ganaderos australianos que consiste en cercenar pedazos de carne de la zona que rodea al ano de la oveja con unas tijeras de podar, sin anestesia, como un método barato de prevenir infecciones por gusanos y aumentar su calidad, dejando una herida sangrante y muy dolorosa.
Solamente en Australia mueren un millón de ovejas cada año por quedarse indefensas ante el frío tras ser esquiladas.
La liberación de todos los animales también implica dejar de utilizar lana o cualquier material que derive del uso, de la esclavitud, de la explotación y del asesinato de seres con ganas de vivir y de disfrutar la vida como tu y como yo….vive vegano!
— “
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s